¿Cómo detener el salto en un pastor alemán?

¿A tu pastor alemán le gusta saltarte encima, a ti y tus invitados? Esto puede dar un poco de miedo, debido al gran tamaño de un pastor alemán adulto. Afortunadamente, existen algunos pasos que puedes realizar para detener este comportamiento.

pastor aleman saltando

Los pastores alemanes son perros de gran tamaño, por lo que cuando se suben a uno puede dar un poco de miedo, especialmente para las personas que visitan tu casa. Por lo tanto, es una buena idea detener este comportamiento. Los siguientes consejos te ayudarán en la detención de los saltos de tu pastor alemán:

Salto por atención. Una de las principales razones por la que los pastores alemanes saltan se debe a que quieren tu atención. Por lo tanto, lo primero que debes hacer para detenerlo es ignorar este comportamiento y no darle ninguna atención cuando saltan sobre ti. La próxima vez que tu pastor alemán intente saltar sobre ti, gira en la otra dirección, cruzar los brazos y mira hacia arriba. Es también una buena idea para enseñarle a cada miembro de la familia a hacer lo mismo. Una vez que tu pastor alemán entienda que no puede obtener tu atención mediante el salto, entonces será menos propenso a saltarte en el futuro.

Utiliza una correa. ¿Tu pastor alemán les salta a los invitados que llegan a tu puerta? Esto puede ser un poco embarazoso, e incluso aterrador, pues los pastores alemanes no son perros pequeños. Por lo tanto, el siguiente paso en la detención del salto será el control de la forma en que las personas lo saludan cuando llegan a la puerta principal. La mejor manera de hacer esto es ponerle a tu pastor alemán una correa corta. Serás capaz de controlar a tu pastor alemán al tenerlo atado. Tus huéspedes también podrán disfrutar de él, ya que no tendrán a un gran pastor alemán saltando por todos lados.

Sentado no se salta. Otro paso importante en la detención del salto en un perro es enseñarle a sentarse cuando las personas llegan a la puerta. Es bueno practicar esto unas cuantas veces antes de probarlo en un invitado real. Para ello, cuenta con alguien de tu familia que fija que llama a la puerta. Lleva a su pastor alemán a la puerta y con calma pídele que se siente. Si tu pastor alemán se sienta y no salta, recompensale con muchos elogios o una golosina. Con el tiempo, tu pastor alemán aprenderá a sentarse en vez de saltar cuando alguien llega a tu puerta.

Para resumir lo anterior, recuerda estos pasos importantes cuando tratas de detener a tu pastor alemán saltarín:

  • No hagas caso de los saltos.
  • Utiliza una correa para el control.
  • Enséñale a sentarse en vez de saltar.

La suspensión del comportamiento de salto en tu pastor alemán no va a suceder durante la noche, pero sucederá, y ¡tus huéspedes apreciarán que tu gran pastor alemán no salte sobre ellos! ¿Qué estás esperando? Realiza los pasos anteriores desde hoy mismo.

libro ¿Te diviertes con tu perro?

... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!